Enfermedades por contaminación debido a una Sensibilidad Química Múltiple

Incentivar un aire puro por medio de erradicación de contaminantes químicos y uso de purificadores de aire

¿Eres hipersensible a la contaminación?

No basta con la contaminación del exterior para poder enfermar seriamente a causa de los químicos que están dispersados en el medio ambiente, sino también el tener que lidiar con la contaminación interna

Aire puro en la habitación

Aire puro en la habitación

que permea en el propio hogar a causa de los diferentes limpiadores, aparatos en mal estado y cuántas cosas usamos a diario; no nos daremos cuenta del aire viciado hasta que nuestra salud empieza a mermar seriamente. Tal vez, no nos dimos cuenta que desarrollamos una Sensibilidad Química Múltiple por falta de aire puro.

Algo muy grave de todo esto, es la falta de consciencia y conocimiento del tema, a todos niveles, incluso desde un punto de vista médico. Desde los años 50’s, hubieron personas como T. Randolph, un investigador que se dio cuenta de las incomodidades que presentaban ciertas personas de la época cuando respiraban un aire contaminado, por lo que supuso, cierto tipo de gente puede llegar a desarrollar una hipersensibilidad ante los químicos dispersos en el ambiente, que si bien se consideran cantidades normales, para ellos no lo son tanto.

Antes y ahora, los médicos tienen cierta renuencia ante esta clase de situaciones, y todo se debe a que solo se mide una toxicología regulatoria, más no preventiva, por lo que no se toma en cuenta la tolerancia que tienen personas especiales hacia este tipo de tóxicos que atentan contra el aire puro; personas que son más sensibles, como niños y mujeres.

¿Tenemos en cuenta los aparatos que tenemos en casa?

Es normal que no nos demos cuenta de lo perjudicial que nos están haciendo ciertos dispositivos en el hogar u oficina, ya hasta cuando sentimos el típico escozor en la garganta y empezamos a producir flema

Limpieza a un aire acondicionado

Limpieza a un aire acondicionado

de la nada, para luego suponer que estamos engripados, cuando en realidad es una alergia a los polvos y químicos desprendidos de los sistemas que tenemos en casa.

Más aún, las personas que tienen una Sensibilidad Química Múltiple presentan síntomas muy particulares y crónicos, donde incluso implica un dolor. Entonces, hay que pensar en lo que usamos en casa y cuestionarnos en todo momento acerca del mantenimiento que precisan o incluso, cambios en todo el sistema. Es necesario reemplazar ese aire acondicionado viejo, una fuente peligrosa de contaminación interna.

Instalar nuevos dispositivos de climatización con una función que permita purificar el aire, siempre será beneficioso para la salud. Por ejemplo, están los purificadores de aire, que a través de su funcionamiento, neutralizan toda amenaza de contaminante. También está la opción de los humidificadores, deshumidificadores o hasta Mini Split Inverter con filtros de iones capaces de propiciar una pureza en el aire.

Síntomas por Sensibilidad Química Múltiple por contaminación y falta de aire puro

Se estima que aproximadamente el 15% de las personas son hipersensibles ante los químicos dispersos

Productos para reducir la contaminación

Productos para reducir la contaminación

en el aire, dentro de los cuales, el 5% se convierten en patologías o afecciones crónicas que afectan el organismo humano a un nivel exponencial y sistemático, haciendo aún más difícil el tratamiento al que se expongan.

Los principales generadores:

Contaminantes externos: gases de fábricas y coches, rayos uv, ondas magnéticas y contaminación auditiva.

Contaminantes internos: la mayoría de los productos de limpieza, pinturas, pegamentos, aerosoles, humo de cocina, insecticidas, cosméticos, entre otros más.

Los síntomas de la SQM:

Afecciones de la cabeza como cefaleas, desorientación, estrés. Disnea y palpitaciones. Molestias en la garganta, secreciones, mucosidades irritadas, sequedad de boca, afonía. Mialgias, astenias y cansancio con fatigas prolongadas y sensación de debilidad física y mental. Enfermedades en el aparato digestivo que incluyen náuseas, dolor de estómago, anorexia. Vista afectada con dolores oculares, lagrimeos, irritaciones. Vértigo e inestabilidad. Rinorrea y otras enfermedades nasales. Malestares psiquiátricos como ansiedad, angustia, inestabilidad emocional, irritabilidad, cambios de personalidad. Malestar general.

Dentro del tratamiento, es vital que se eviten los agentes que propician tales malestares y enfermedades en el paciente. Mantener un hogar sano y lugares de trabajo con buena higiene, ayudará a que la persona no se exponga al tipo de contaminante que detona sus padecimientos. Hay que propiciar un aire puro con buena ventilación y purificadores de aire.