Consecuencias irreversibles de la exposición al plomo en la sangre a una edad temprana

Ventilación industrial en áreas públicas y recreacionales para niños

De acuerdo al Dr. Howard Mielke, cuando existe una persistente exposición al plomo por parte de una niña o niño, entonces el daño será irreversible, incidiendo directamente en el desarrollo cerebral del menor. Por otro lado, si la exposición no es intensa y con el menor tiempo posible, es probable que haya una esperanza en  una eventual recuperación.

Pero para ello, el doctor también afirma que para aminorar los efectos negativos del metal mortal en la sangre, y no llegue a afectar el desarrollo natural de los pequeñines, es trascendental que la fuente sea minimizada o erradicada por completo.

Entonces, ¿qué hacer? Simplemente habría que emplear métodos de ventilación industrial o extracción en lugares críticos, donde haya alta afluencia de bebés, niñas y niños, para que no aspiren el tóxico. Lamentablemente, en muchos lugares incluso de los países más desarrollados, todavía existen vestigios de plomo en estructuras, que en tiempos pasados se empleó en la pintura. Si no se eliminan dichas fuentes de contaminación, los menores que aspiren sistemáticamente al elemento, resultarán seriamente afectados por el resto de sus vidas.

Es increíble aún, que exista una polución ambiental del plomo, incluso cuando se supone una total erradicación de su uso en procesos de manufactura industrial y en sistemas de combustión, por décadas; todavía así, persiste una duración del compuesto en las capas atmosféricas del planeta. Eso, mezclado con la contaminación actual, con todos esos compuestos físicos, químicos y biológicos, pues se vuelve una amalgama que atenta contra la pureza del aire que necesita todo ser vivo.

Por ello, es importante que en todo entorno, ya sea industrializado, comercial, escolar, de recreación y en el mismo hogar, se cuenten con mecanismos de purificación de ambientes, con humidificadores, ionizadores y la misma extracción y ventilación industrial.

Si bien los niños tienen una alta resiliencia, la importancia de esto radica en la prevención expositiva al plomo. De hecho, los especialistas enfatizan mucho la necesidad de eliminar las fuentes, mucho antes de que el infante cumpla cierta edad (4 años aproximadamente); de no ser así, las consecuencias serían difíciles de revirar.

Raquel Ochoa González del Imperial College en Londres, ha encontrado alarmantes partículas de plomo en la atmósfera, siendo incluso demasiado con respecto a la referencia de la presencia del elemento en la superficie de la corteza terrestre. En Londres, se ha encontrado que el 40% del plomo en el aire, es proveniente del uso de gasolina en décadas anteriores. La huella ecológica prácticamente es impactante. Esta clase de estudios isotópicos también se han hecho en grandes ciudades de América Latina, como Brasil, aun siendo una de las primeras naciones en erradicar el plomo en la gasolina.

Y así, se pueden encontrar múltiples ejemplos en todo el mundo. De hecho, en México existe una estadística realmente horripilante, y es que por cada diez niños mexicanos, dos padecen o han padecido de intoxicación por plomo, e incluso en algunos estados de la república, la mitad de los infantes sufren o han sufrido un padecimiento de este tipo, mermando así, las capacidades neurológicas y en demás órganos internos de los menores.

Importancia de la prevención de la exposición del plomo en niños

Los distintos organismos que deben proteger la integridad de los infantes en el mundo, están a la tarea de prevenir en todo momento los posibles focos de contaminación del metal. Constantemente se tienen que hacer pruebas y monitoreo, para corroborar que este compuesto no se encuentre en objetos cotidianos, como juguetes, componentes electrónicos, baterías y en la misma pintura.

Obviamente las inspecciones también toman en cuenta las mediciones de la calidad del aire en cualquier ambiente respirable, y más en lugares con presencia constante de niñas y niños. La ventilación industrial así como otros mecanismos de climatización, deben asegurar una depuración de partículas dañinas en el oxígeno puro.