Cómo sobrevivir a las contingencias ambientales por medio de purificadores de aire y otros cuidados en el hogar y oficina

México está en el cuarto lugar con el aire más contaminado del planeta, solo por debajo de China, Sudáfrica y Turquía. Los niveles de contaminación atmosférica se están disparando cada vez más, atentando así, con nuestra salud y la de nuestros seres queridos por eso es importante tener purificadores de aire y otros cuidados en el hogar y oficina.

El Índice de la Calidad del Aire mide la calidad del oxígeno que respiramos, y va desde el 0 al 999, siendo esta canditad, la peor calificación; México tiene 815 puntos, y de empeorar, no dudemos que estemos a la par del gigante asiático en este tema de agenda mundial.

A todo eso hay que añadirle los recientes incendios, que hace aún más irrespirable el aire circundante, sin embargo y de acuerdo a especialistas del Servicio Meteorológico Nacional, no solo los incendios y los altos índices de polución por dispersión de contaminantes son los factores que inciden, aunque sí de los más importantes, también hay otros.

Otros elementos que impiden respirar un aire puro, es mayor radiación, que está intrínsecamente relacionado con los incendios forestales. Asimismo, los incrementos de temperatura por el efecto invernadero, es una realidad latente, una realidad que se ha venido advirtiendo desde mucho tiempo atrás. Otro factor es la ausencia prolongada de lluvias que resultan en sequías importantes.

Consejos y advertencias para respirar un aire puro en temporadas de contingencia ambiental

1.- Uso de purificadores de aire, ya sean artificiales o naturales para el hogar. Para la obtención de un aire puro, es preponderante que empecemos a adecuar nuestros espacios con un oxígeno más puro. Esto se puede hacer de varias maneras. Existen purificadores de aire que se pueden adaptar perfectamente a todas y cada una de las habitaciones de una casa u oficina; trata de encontrar aquel dispositivo que sea eficiente y eficaz, es decir, que proporcione el confort que se desea, pero con un gasto energético bajo. Por otro lado, también están los humidificadores, que de alguna forma ayudan a ionizar un determinado ambiente. Incluso, un Mini Split Inverter trae consigo funciones que auxilian en la renovación de aire en el hogar, con el mínimo gasto energético. Siempre busca sistemas que sean amigables con el medio ambiente.

Ahora, también existen métodos más

Cómo sobrevivir a las contingencias ambientales por medio de purificadores de aire y otros cuidados en el hogar y oficina

naturales, como la colocación de plantas purificadoras, cuyas hojas sean capaces de capturar algunos de los tantos contaminantes en el interior de una casa o lugar de trabajo. Como ejemplo está la lengua de tigre, la palmera china, el tronco de Brasil, entre muchas otras. Es importante que en épocas de contingencia ambiental, hagamos lo menos posible por recurrir a la ventilación natural, por obvias razones. Lo mejor, es mantenerse bien resguardados, y tener nuestros dispositivos de aire acondicionado y sistemas de purificación de aire en excelentes condiciones.

2.- Evitar lugares críticos. De acuerdo a varios expertos en el tema de contaminación ambiental, existen ciertos lugares que podemos evitar para estar lo menos expuestos al aire viciado de una ciudad. Por ejemplo, evitar una avenida con mucho tráfico, e ir por una calle alterna o paralela, puede disminuir la exposición a la contaminación, hasta en un 60%. Asimismo, se denominan “cañones urbanos” a aquellas zonas que son propensas a acumular la contaminación, como los edificios muy altos, por ello, recomiendan a las personas que eviten circular por dichas calles, y más cuando a ambos lados de las banquetas existen dichas edificaciones.

3.- Evitar el tráfico. Sal temprano de tu casa para el lugar de trabajo. Antes de las infames horas pico, se puede respirar un aire puro. Cuando hay tráfico, los motores de los automóviles emiten demasiados contaminantes, por lo que estar atascado en un tráfico, resulta dañino para nuestra salud.

4.- Proteger niños y ancianos. Las personas más vulnerables a los cambios de clima y contaminación deben ser protegidas en todo momento, por ello, en habitaciones de bebés y niños pequeños, es esencial un purificador de aire o en su defecto, un humidificador. Lo mismo va para los recintos donde habiten personas de la tercera edad.