Paros en producción por mala ventilación – soluciones prácticas a partir de ventiladores

Ejemplos de lugares que necesitan de una buena ventilación para impedir paradas de producción

Impotancia de ventiladores en talleres de pintura y camiones

Impotancia de ventiladores en talleres de pintura y camiones

La contaminación ambiental que es capaz de meterse a las casas o lugares de trabajo, tiene que ver mucho con la ineficacia o la falta de cultura para ventilar. Ya sea por medios naturales o mecánicos, la aireación y extracción se vuelve fundamental, y más en áreas que son potencialmente contaminantes.

Lugares como talleres de pintura o serigrafía, donde el uso de químicos es constante, es preponderante que la circulación del aire sea invariable y con buenos caudales de aireación, para que las toxinas presentes no nos lleguen a dañar seriamente.

Asimismo, en aserraderos o donde se trabaje a través de la ebanistería, la inhalación de polvos es una realidad. En ese sentido, es esencial que haya una excelente ventilación a todas horas. Como estos, se pueden encontrar muchos ejemplos más, los cuales detallaremos a continuación.

Renovación de aire en taller de camiones y tractores por medio de ventiladores y

Estructura de ventilación en talleres de pintura y camiones

Estructura de ventilación en talleres de pintura y camiones

extractores

Existen naves industriales de transporte, en los cuales por su forma de edificación, se puede llegar a complicar la circulación del aire, donde empleados y mismos clientes, llegarían a sufrir los estragos del calor y de un aire contaminado.

Rejillas difusoras, conductos, extractores y una planeación para ventilar y renovar el oxígeno, serán necesarios en proyectos de este tipo. Por ejemplo, es normal que en naves industriales que tengan 50 metros por 20 metros, y que además, sus cabinas de pinturas se ubiquen cerca de sus entradas, entonces se deberían determinar las necesidades para la óptima circulación del aire, donde el cálculo de caudales se vuelve trascendental.

Por lo regular, en este tipo de emplazamientos, se requerirán dos tipos de ventilación: por impulsión a través de bridas, y por impulsión, para que así haya caudales de renovación de aire por hora.

Una solución normal, es que se adopte el aire entrante por el lado de la cabina de pintura, para luego expulsar ese aire por el muro que se halla en el mismo frente de la edificación. Sin embargo, por la constitución estructural del edificio de tracto-camiones, se podrían presentar dificultades para el proceso.

Ventiladores en talleres de pintura y camiones

Ventiladores en talleres de pintura y camiones

En ese sentido, lo más recomendable es que se planee una aireación del tipo transversal, en la cual se precisarán de sistemas de impulso por medio de ventiladores y extractores, los cuales se encargarán de impulsar el aire entrante, para luego bajarlo y así, extraer el mismo por el muro que se contrapone a la cabina de pintura, hacia el otro lado de la edificación. Por ello, probablemente se necesiten dispositivos dobles de aireación y extracción.

Caudales grandes de aire y enfriamiento en fábricas de aluminio por medio de ventiladores a grandes presiones

Dependiendo de los procesos de fabricación industrial en cuanto a la extrusión del aluminio, se podrían presentar necesidades en cuanto a la ventilación que se necesita en dichos lugares.

Por ejemplo, hay casos en donde las piezas de aluminio salen a tan altas temperaturas, que son imposibles de

Ventiladores para productos de talleres de pintura y camiones

Ventiladores para productos de talleres de pintura y camiones

manipular libremente sin que haya riesgos, lo que obliga a las líneas productivas a hacer un paro temporal, perdiendo tiempo y dinero.

La complicación de esto radica en la capacidad de enfriar el metal desde que sale de un extremo, hasta cuando termina de salir. En ese sentido, una solución que recomiendan grandes especialistas en el tema, es que se instalen dispositivos de ventilación tubulares en prácticamente alrededor de las cintas transportadoras, tanto en las salidas, como debajo de las cintas y alrededor de las mismas. Los sistemas deben tener grandes caudales de aireación, cuyas presiones sean capaces de crear corrientes de aire frío, capaces de bajar la temperatura del aluminio extruido.

Tal vez dependiendo del diseño de las plataformas donde circulen las barras de aluminio, también se precisarían de ventiladores centrífugos que otorguen caudales de aire en todas las caras del metal.