Malformaciones y defectos congénitos en bebés por aspiración de disolventes y otros productos químicos en la mujer embarazada

Aire puro mediante purificadores en lugares de trabajo donde se usen pinturas y aerosoles

Los disolventes los podemos encontrar en toda clase de sitios, desde talleres de diseño hasta en los talleres que trabajan con semiconductores. Sin duda, son productos químicos muy dañinos para el cuerpo humano, y más para personas esencialmente vulnerables, como asmáticos, personas con

Disolventes para pinturas

Disolventes para pinturas

cardiopatías y desde luego, la mujer embarazada.

Es fundamental que dichas áreas de trabajo cuenten con una adecuada ventilación y purificación de aire, para seguridad de los colaboradores que laboran en esos lugares, así como de los mismos clientes que estén ahí, ya sea a nivel industrial o casero.

De acuerdo a estudios en universidades prestigiosas de Canadá y Estados Unidos, trabajos que ya se vienen realizando desde hace mucho tiempo, aseguran que una mujer que está expuesta a disolventes como tintas, pinturas, lacas y todo lo que tenga que ver con talleres de serigrafía y diseño gráfico, son extremadamente vulnerables a que su bebé sufra alguna malformación congénita, como pies torcidos y hasta espina bífida de la columna vertebral, como las malformaciones más notorias desde un aspecto físico, y están aquellos defectos congénitos más escondidos, como problemas cardiacos y respiratorios.

La inclusión de proyectos y planeaciones en cuanto a la implementación de ventiladores, extractores, purificadores de aire y cualquier otro sistema que lleve a una eliminación de los contaminantes que se juntan en lugares de trabajo específicos, como talleres de pinturas o empresas que se dedican a la

Disolventes y defectos congenitos

Disolventes y defectos congenitos

producción de disolventes, es preponderante.

Retomando las investigaciones, los mismos estudios fueron realizados en mujeres que desempeñaban algún trabajo en áreas de serigrafía, imprentas y laboratorios artísticos; lo mismo iba para aquellas que laboraban en fábricas como operarias. La probabilidad de este grupo en comparación a las embarazadas que no estaban expuestas a dichos disolventes, era trece veces más. En este tema también entran las mujeres con embarazo que trabajan en el mundo de la fotografía, y es que, los éteres de glicol son igual de dañinos. De acuerdo a los resultados de dichas investigaciones, las embarazadas expuestas a toda esta clase de disolventes, tienen un porcentaje de probabilidad de afrontar un eventual aborto espontáneo.

Consejos para la embarazada que trabaja con disolventes en la industria o en el hogar

  • Para reducir al máximo la exposición de disolventes, es necesario que tengamos una ventilación en el hogar y lugares de trabajo. Lo ideal es combinar una ventilación natural con una mecánica, a través del uso de ventiladores y extractores. Los purificadores de aire también son una muy buena opción para contrarrestar el aire viciado que pudiera estar permeando en un lugar de trabajo; es esencial que haya aire puro en esas áreas laborales y artísticas donde se tienen que emplear disolventes y otros productos químicos.
  • Disolventes y efectos

    Disolventes y efectos

    Si estamos realizando actividades en un taller de serigrafía o cualquier otro lugar con pinturas, éteres, aerosoles, etc., entonces debemos evitar ingerir alimentos y bebidas.

  • Una cosa muy importante a tener en cuenta es la vestimenta que usamos en estas áreas especiales. La indumentaria tiene que ser absolutamente protectora de nuestro cuerpo, con guantes y mascarilla como los principales elementos.

Siguiendo los tres puntos anteriores, la exposición a disolventes será menor; consejos que no solo las embarazadas deben seguir, sino todas las personas en general.

La Organización Mundial de la Salud, año con año arrojan más datos de las intoxicaciones o envenenamientos que sufren los niños por estar expuestos a los distintos contaminantes y productos químicos elaborados a diario, y por supuesto, los países en desarrollo sufren mucho en cuanto a esas cifras.

El cuidado del medio ambiente y el desarrollo sostenible de toda una comunidad y nación, compete a todo ciudadano. Es necesario empezar desde nuestras propias casas a adoptar esa cultura de la salud en todos sentidos, con un aire puro más respirable, a través de una adecuada ventilación, uso de purificadores de aire y desde luego, una óptima higiene.