Lo que deben saber sobre la ventilación de naves industriales

Las naves industriales son sitios en los que, debido a las maquinarias y materias primas que se utilizan para la fabricación o ensamblaje de productos, presentan alto niveles de contaminación y temperatura. Los propietarios están obligados a proporcionar condiciones de operación óptimos y reducir los inconvenientes derivados de una mala calidad del aire en el entorno. Para lograrlo recurren a diversas tecnologías, entre las que destaca el ventilador axial. Hay diversos aspectos que deben conocer de antemano sobre la ventilación de naves industriales, para que aprovechen al máximo la tecnología axial.

¿Qué se entiende por ventilación de una nave industrial y qué ventajas ofrece?

Las naves industriales son sitios herméticos que presentan grandes dimensiones y distribuciones espaciales complejos, por tal motivo es indispensable la ventilación. La proporcionada de manera natural nunca es suficiente, por ello los propietarios tienen que invertir en sistemas adicionales. Tienen que considerar también la calidad del aire en su interior, ya que es crucial para la salud del personal. El hecho de respirar aire de mala calidad y altas concentraciones de contaminantes puede causar dificultades en los pulmones y vías respiratorias, ansiedad, dolores de cabeza, irritación de garganta y nariz, irritación ocular, entre otras.

Hay que sumar a los problemas de salud la reciente pandemia, que pueden solucionarse o mantenerse a raya con la instalación de un ventilador adecuado. En algunos países de Europa, se han tomado diversas medidas sanitarias, entre las que destaca la limpieza constante de los filtros de aire y el incremento de los niveles de ventilación de los equipos. Adquieran por ello, un ventilador de calidad, pero antes de ello deben hacerse algunas preguntas que les orientarán durante la compra.

Ahora bien, ¿qué se entiende por la ventilación de una nave industrial? Se trata de un proceso de renovación específico de los interiores a través de un equipo de inyección o extracción. Su aplicación brinda diversas ventajas entre las que destacan las siguientes:

  • Garantizar la calidad del entorno y cumplir con las normativas de seguridad aplicables a las naves industriales.
  • Regular la humedad para asegurar riesgos de enfermedades o daños en maquinarias y mercancías.
  • Optimizar el acondicionamiento térmico de las instalaciones y asegurar la comodidad de los trabajadores para que tengan un mejor desempeño.
  • Disminuir la concentración de partículas y gases en diversos niveles según el tipo de contaminante.
  • Evitar el asentamiento y la propagación de patógenos en áreas específicas.
  • Permite, en caso de incendio, que el humo sea extraído para que el personal tenga tiempo para desalojar la nave.

Algo que no pueden pasar por alto los propietarios son los tiempos de renovación del aire de las naves. Lo recomendable, para lograr una excelente calidad de aire en los interiores, es que haya una renovación en una cantidad determinada de veces durante el día. Varían según diversos factores, por ejemplo, las condiciones y volumen de la nave, aunque suele haber de cuatro a diez renovaciones por hora.

Si el entorno presenta altas concentraciones de contaminantes diariamente y temperaturas muy altas por el calor que emiten las maquinarias, se sugiere diez renovaciones cada hora; si, por otro lado, se utiliza para el almacenamiento de productos y tiene grandes dimensiones, se recomiendan cuatro renovaciones por hora. Es importante mencionar que cada vez más se tiende a la construcción de naves industriales que presenten una mejor eficiencia energética, sin embargo, suelen presentar estanqueidad, lo que es poco favorable para mejorar la calidad del aire y muy favorable para la concentración de contaminantes.

Garantizar el aire no es la única función de los sistemas de ventilación, ya que también son de mucha utilidad para mantener la temperatura interna. Las fábricas que utilizan equipos sumamente pesados o procesos que implican el uso de calor en temperaturas muy altas necesitan regular el ambiente para evitar sobrecalentamientos en los equipos, y fatiga o estrés en el personal. Si bien utilizan equipos de acondicionamiento, el uso de un ventilador axial es un complemento perfecto para evitar las subidas del calor.

¿Qué tipos de sistemas de ventilación para naves industriales hay disponibles?

Para una óptima instalación del sistema de ventilación, es importante determinar los puntos de acceso del aire de exteriores y de extracción, caudal de aire requerido, corrientes que pueden producirse tanto en la entrada como salida del aire para evitar su recirculación, y tipos de ventiladores. Hay, además, naves industriales que requiere una extracción de aire continua con incrementos puntuales, o bien una con suma potencia y rapidez. Para aquellas instalaciones en las que se llevan a cabo actividades con focos de humos, calor, polución o elementos corrosivos se requieren equipos de mayor potencia. Pueden encontrarse tres tipos de ventilación para las naves industriales.

  • Ventilación eólica. Implica el uso de un extractor, el cual no utiliza energía eléctrica y en su lugar es movido por la fuerza de viento.
  • Ventilación natural. Conlleva el uso de extractores estáticos, los cuales extraen el aire de manera natural por medio de la presión atmosférica.
  • Ventilación dinámica. Implica el uso de extractores eléctricos cuyo fin es forzar la salida del aire. Abarca diversos tipos de extractores, por ejemplo, de motor centrífugo, axiales e intercalados entre conductos. Pueden encontrarse también con extractores climatizadores, que ventilan y climatizan las naves.

Para casi todas las naves industriales se recomienda el uso de un sistema de ventilación forzada, aunque puede combinarse con los tipos restantes si las condiciones ambientales de la región lo permiten, para mayor eficiencia y efectividad. Entre los tipos, el extractor axial es el más conveniente, del cual hay algunas preguntas frecuentes, cuyas respuestas vale la pena que conozcan si piensan adquirir un ejemplar.

Los extractores son axiales cuando el aire ingresa o sale de ellos y sigue un recorrido paralelo al eje de la hélice. Impulsan el aire mediante una hélice que posee diversas palas o álabes y se anclan en un cubo o núcleo que se encarga de transmitir la energía del eje a los álabes. Su uso es conveniente cuando se necesita la movilización de grandes caudales de aire con presión relativamente baja. Se trata de la principal diferencia entre ellos y los extractores centrífugos.

En H2O TEK contamos con un ventilador y extractor axial para uso industrial de 120 volts, 20 pulgadas de diámetro y de tipo cilindro. Presenta excelente eficiencia, rejillas de acero, diseño robusto, y garantía de tres meses en caso de encontrar algún defecto de fabricación. Presenta 3300 PCM y puede convertirse en un colgante si se le colocan cuatro armellas o acoplarse con base para muro o piso.

Si desean conocer más detalles sobre este excelente producto u otros de gran ayuda para el acondicionamiento de naves industriales como el nebulizador, marquen al (800) 9H2O TEK (800 942 6835) o completen el formulario que encontrarán en la sección de contacto. Contamos con experiencia y precios competitivos que seguramente se adecuarán a su presupuesto.