Control de gérmenes en asilos de ancianos por medio de ventilación natural, extracción mecánica y otras recomendaciones sanitarias

Debido al COVID-19, los trágicos números en cuanto a fallecimientos en asilos de ancianos han sido verdaderamente alarmantes, en todos los países, tanto en Estados Unidos, como en los lamentables hallazgos en los centros geriátricos de España.

Esto se debe a muchas variables como: el inherente foco de infección que resultan en estos centros, por

Asilos de ancianos

Asilos de ancianos

la naturaleza de su labor. Asimismo, los problemas en estas instituciones para ancianos son muy visibles y se hacen más notorios ante pandemias como el del coronavirus COVID-19. Estos problemas radican en la incapacidad del personal por el control de tales virus y condiciones bacteriológicas, la alta rotación de personal, dejando a jóvenes con poca experiencia a cargo de las cosas fundamentales, y desde luego, una débil estructura financiera que perjudica al personal y en sí a toda la administración de los asilos de ancianos, al menos la gran mayoría de ellos. De hecho, un problema muy serio, es que el personal a pesar de enfermar, debe ir a trabajar para no perjudicarse en lo económico, lo que origina una propagación de infección masiva; este tipo de estudios han sido corroborados por la investigación federal estadounidense.

Aislamiento y ventilación en habitaciones por medio de aireación natural y uso de extractores y ventiladores

Es fundamental que la iluminación y la ventilación sean de muy buena calidad en comedores, baños, áreas de recreación y en cuartos en general, donde las necesidades de extracción y aireación dependerán en gran medida de la cantidad de personas, que podrían variar de 1 hasta 10. En ese sentido, los caudales necesarios deberán atenerse a estas variables, así como a la composición misma del edificio; de esa

Medidas preventivas contra coronavirus en asilos de ancianos

Medidas preventivas contra coronavirus en asilos de ancianos

forma, la potencia de extractores y ventiladores se determinará, así como la planeación en entrada y salida de aire natural a través de los cuartos, todos ellos.

De hecho en un estudio realizado en la Universidad Autónoma de Nuevo León a través de su hospital universitario, se pudieron identificar las percepciones de los adultos mayores en cuanto a las distintas áreas de institutos geriátricos y asilos de ancianos en la entidad regiomontana, donde uno de esos tópicos tiene que ver con las instalaciones y precisamente, siendo la ventilación, un tema importante. Generalmente este rubro salió bien calificado, pero no perfecto. Un 8 de la escala de 1 a 10 en todas las áreas de los asilos, siendo el baño la zona menos beneficiada, con un 7 apenas. Es de importancia que en todas las áreas, la ventilación raye en la perfección, incluso en baños. Por ello extractores y ventiladores, deberían complementar adecuadamente a las entradas y salidas naturales en baños y cuartos en general.

Recomendaciones protocolarias para la prevención de contagio por COVID-19 en centros geriátricos y de sanación, por el Ministerio de Sanidad

  • Ventilación en asilos de ancianos

    Ventilación en asilos de ancianos

    Dentro de los protocolos que se han venido manejando en algunas entidades, se recalca la de aislar y restringir los movimientos de aquellos residentes que presenten enfermedades respiratorias, donde dicha área sea debidamente ventilada, con mecanismos naturales o artificiales, como ventiladores, extractores o climatizadores. Si estas personas vulnerables deben salir de la habitación, lo tendrán que hacer con mascarillas especiales quirúrgicas.

  • Planificación en cuanto a protección de situaciones en caso de aparición de brotes de COVID-19, y con base en eso, estar listos para cubrir las necesidades sanitarias, con jabones, soluciones para desinfección, papel, entre otros.
  • La revisión individual de cada trabajador es importante, por ello, los especialistas de sintomatología respiratoria deberán consultarse con los servicios sanitarios, y observar si son capaces de continuar con sus labores.
  • Prevención para que familiares, amigos y demás usuarios no deban entrar a los centros geriátricos, en caso de que presenten síntomas de infección respiratoria aguda. Si deben entrar obligatoriamente, de forma previa deberán pasar por una valoración individual.
  • Protocolos de higiene para todos, incluyendo visitantes, en cuanto al lavado de manos y demás cuestiones de sanidad. Es preponderante que en cada una de estas instituciones haya dispensadores de solución hidroalcohólica.

Si familiares han estado en áreas de riesgo de contagio, por ningún momento deberán visitar a sus allegados vulnerables en centros geriátricos, asilos y demás instituciones de saneamiento social.